Durante mucho tiempo el único método de inyectar con precisión una sustancia en un determinado compartimento articular ha sido la fluoroscopia, mientras que las infiltraciones en partes blandas se han realizado y siguen realizándose bajo control clínico.

La ecografía permite realizar una infiltración bajo control “ecoscópico”, es decir controlando la aguja en tiempo real hasta su objetivo y objetivar el comportamiento de las estructuras mientras se realiza la técnica invasiva. Este control ecoscópico se realiza  con el ánimo de conseguir introducir la sustancia o sustancias terapéuticas en el lugar exacto para conseguir una mejor respuesta, evitando además dañar especialmente vasos y nervios.

Las punciones ecoguiadas consiguen una respuesta mejor, con una mejoría más rápida de la sintomatología con respecto a las infiltraciones convencionales. Así mismo disminuyen el dolor post-punción y de la infiltración, incrementándose más de un 70%  la duración del efecto de la infiltración.

 

Sustancias infiltradas e indicaciones de las mismas:

1.- Dispositivos viscoelásticos implantables: Hialuronato de Sodio.

·       Artrosis incipiente: coxartrosis, gonartrosis, artrosis manos y muñecas, etc.

 

2.- Dispositivos viscoelásticos implantables: Noltrex.

·       Artrosis grandes articulaciones incipiente, moderada y avanzada: coxartrosis, gonartrosis

 

3.- Terapias regenerativas: PRP (Factores de crecimiento plaquetario). Sistema PRoPosit

·       Tendinopatías y entesopatías crónicas*

·       Lesiones ligamentarias *

·       Lesiones de cartílago articular y enfermedades degenerativas articulares*

·       Fascitis crónicas*

·       Fracturas: acelerando el proceso de consolidación ósea

* Cuando se evidencia un fracaso de terapias previas y como alternativa a la cirugía

4.- Barbotage articular:

·       Tendinosis cálcica: hombro, codo, etc.

 

 

OTRAS TERAPIAS ECOGUIADAS:

1.- Electrolisis percutánea:

La Electrólisis Percutánea es una técnica mini-invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica de muy baja intensidad a través de una aguja de acupuntura desechable que produce un proceso inflamatorio de carácter local permitiendo la fagocitosis y la reparación del tejido blando afectado (tendón, ligamento, músculo, etc.).  Se realiza con una máquina de electrolisis.

 

¿Qué beneficios aporta respecto a otros tratamientos?

·       Es un tratamiento local en el lugar de la lesión. Con la ayuda de la ecografía se aplica de forma directa sobre el tejido alterado y/o degenerado.

·       Logra reparar el tejido afectado, siendo capaz de poner en marcha un nuevo proceso de proliferación del tejido colágeno que está desestructurado en estos procesos.

·       Las modificaciones en la estructura y en el comportamiento mecanobiológico del tejido blando son inmediatas y en tiempo real.

 

La efectividad es alta (en torno al 80%) respecto a los tratamientos conservadores (ultrasonido, láser, técnica Cyriax, fibrolisis diacutánea, ondas de choque, etc.). La frecuencia de recaídas es baja.

Indicaciones:

·       Tendinosis/ tendinitis refractaria a tratamiento conservador convencional, pudiendo ser un alternativa real a las sesiones de rehabilitación convencional .

·       Terapia cicatricial (cicatrices dolorososas o adheridas a planos profundos) en pacientes intervenidos

 

2.- Hidrodisección e infiltración ecoguiada del Túnel Carpiano y otras neuropatías compresivas:

Es una técnica ideada y  desarrollada integralmente por la Asociación de Cirujanos del Aparto Locomotor (ACAL) y se viene realizando desde el año 2014.

 

Se ha demostrado que la hidrodisección dilata el espacio alrededor de la aguja de punción, liberando estructuras atrapadas en fibrosis, disecando y separando de la punta de la aguja estructuras importantes como nervios, arterias, venas y tendones, previniendo de este modo iatrogenia por lesión directa de la aguja o de los cristales de éster de los corticoides infiltrados.

 

El objetivo  consiste en aliviar o suprimir el dolor y las manifestaciones inflamatorias, prevenir o recuperar la limitación funcional, acelerar la evolución favorable del proceso y disminuir o eliminar la necesidad de tratamientos más agresivos o con efectos secundarios.

 

Permite al paciente reanudar su actividad completa a las 12 horas de la intervención.

 

Está indicado en aquellos pacientes que presenten un neuropatía periférica compresiva (confirmada clínica y electromiográficamente) y en los que haya fracasado un tratamiento conservador inicial basado en AINES orales, férula nocturna y rehabilitación.